Una pequeña reflexión sobre el Community Manager
¡Comparte en tus Redes!Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter8Share on LinkedIn1

Una pequeña reflexión sobre el Community Manager

Este es el 3er. artículo que publico sobre este tema, aunque los artículos anteriores fueron en mi antiguo blog, aun pueden visitarlos. A riesgo de parecer repetitivo y cansino, quisiera dar un enfoque distinto a este tema. Lo considero sumamente importante porque estoy convencido que en estos tiempos en los cuales es sencillo “mentir en el CV” hay que tener mucho más cuidado al momento de seleccionar a un profesional que nos apoye en nuestra comunicación a través de las Redes Sociales.

Últimamente me he topado con algunas objeciones de prospectos y clientes potenciales acerca de la labor que desempeño. Un potencial cliente en particular me dijo: “Jorge, por acá vienen todos los días a ofrecerme trabajar con Redes Sociales. Todos dicen que son expertos y la verdad no se como evaluar las propuestas” Afortunadamente logré que me dedicara un par de minutos y pude concertar una cita para presentarle mi propuesta de trabajo. Le sorprendí un poco cuando le dije que habíamos hecho una investigación y detectamos una mini-crisis de reputación de su negocio en Internet y que podíamos manejarla apropiadamente.

Una pequeña reflexión sobre el Community Manager

Me parece fundamental que un community manager conozca los principios básicos del branding, el marketing y la comunicación. Eso no lo obtenemos de un curso de 3 meses o leyendo las publicaciones o blogs de expertos en Internet. Realmente eso te ayuda cuando tienes una base sólida de conocimientos y encuentras puntos donde puedes apoyarte en tu labor profesional.

Aquí entra un punto importante que es el manejo de las estadisticas y como estas nos ayudan a mejorar los procesos que hemos establecido con un objetivo ulterior: la conversión y la monetización. Otro cliente me comentaba que un “experto” le había dicho que si obtenía una cantidad importante de seguidores, su labor estaba hecha. Solo era cuestión de esperar a que los clientes visitaran el negocio o compraran el producto. Vale, ese es apenas el inicio, no confundamos la herramienta con el objetivo.

Siempre habrá más de un “vende humos” que lejos de ayudar al cliente lo que hace es dañar la reputación de quienes nos hemos formado adecuadamente, sobre todo aquellos que utilizan el “follow-unfollow” y la compra de seguidores, aprovechándose de la ignorancia de muchos empresarios sobre este tema. O en el peor de los casos, he visto “colegas” que todavía debaten sobre la necesidad de las empresas para estar en Facebook o Twitter. Ojo!!!

Espero que algún colega se haya sentido identificado y quiera compartir sus experiencias. Me parece importante ir atajando este tipo de inconvenientes antes que terminen por arruinar nuestra reputación, que bastante nos ha costado ganarnos.

Saludos!

¡Comparte en tus Redes!Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter8Share on LinkedIn1
Comments
Share
HacemosMarketing

A %d blogueros les gusta esto: